LA ACTITUD MENTAL POSITIVA 1

1ª Regla: Cambiar la manera de levantarnos de la cama.

¿Qué es lo primero que te pasa por la cabeza cuando suena el despertador? ¿Cómo te levantas de la cama? ¿Y con qué ánimo te preparas para iniciar una nueva jornada?

Estos tres pequeños detalles en los primeros minutos del día, y sin ninguna importancia aparente, son en gran medida los responsables de la calidad del día que vamos a tener.

No sé si también te pasará a ti, pero ¿Te has fijado que cuando suena el despertador es cuando más a gustito se está en la cama? Estamos en la posición más cómoda y la temperatura entre las sábanas es perfecta. ¿Y qué es lo que hacemos en ese momento? Pues lo más humano, sacamos la mano y le damos al botón de cinco minutos más y seguimos durmiendo. Lo malo es que esos cinco minutos se nos pasan en un instante; “no puede ser, ¡ya!, va, cinco minutos más”. Y volvemos a darle al botón de cinco minutos más.

Pero en nuestra mente empezamos a imaginarnos que llegamos tarde, “y no sería la primera vez”. Nos pasan imágenes mentales de nuestro jefe señalándose el reloj y metiéndonos un paquete, o de los clientes esperándonos impacientes. Pero decimos que con una lavada de cara rápida y sin desayunar, llegaremos a tiempo. Sin embargo, a pesar de este cacao mental, de todas maneras nos tendremos que levantar, y no nos va a costar menos salir de entre las sábanas que cuando sonó el primer timbre. Tendremos que salir a toda prisa para no llegar tarde, meternos en el tráfico que es en hora punta y maldecimos al de delante porque no corre más, este a su vez también maldice al que va delante suyo, pues él también la dio al “botón de cinco minutos más”.

Y así es como iniciamos cada jornada, la mayoría de nosotros, malhumorados y estresados, deseando que el día pase rápido para volver a casa. Pero peor todavía, es que la única motivación para que salgamos de la cama, sea la de evitar el sufrimiento de enfrentarnos al jefe si llegamos tarde, porque este comportamiento, inconscientemente nos influye en la mayoría de las cosas importantes de nuestra vida, y solo actuamos sobre ellas cuando las imágenes de dolor por las consecuencias de no hacerlo, nos obligan a reaccionar. La manera de levantarnos, no solo afecta al resto de nuestro día, sino que poco a poco llega a influir también en nuestra vida.

¿Por qué actuamos así? Esto, solo es consecuencia de un mal hábito, que podemos cambiar por otro positivo. ¿Acaso no animamos a nuestros hijos a que se levanten pronto para ir al colegio? ¿Y crees que ellos quieren ir? Por supuesto que no quieren ir al colegio, pero a pesar de todo les insistimos de que tienen que hacerlo porque es bueno para ellos, para su futuro. Pues contigo tienes que hacer igual. Anímate a ti mismo. Te propongo que a partir de mañana, cuando suene el despertador lo pares definitivamente, (sin darle al botón de los cinco minutos más), y digas; “hoy va ser el mejor día de mi vida y lo voy a aprovechar al máximo, porque si dejo pasar este día, no volverá jamás”. Cuando estés en el baño y te veas es el espejo, no te mires con los ojos de la cara, sino con los de la mente y vete a ti mismo como te gustaría ser, que es como realmente eres. No te mires las arrugas ni las canas pensando que te estás haciendo viejo, estos no son síntomas de vejez, sino de experiencia. Alégrate de ser quien eres, ríete de ti, o contigo y haz gestos graciosos, ”auto motívate”

De esta manera comenzamos tomando nosotros el control de cómo va a ser nuestro día, en vez de que sea el día quien nos controle a nosotros.

Puede que a muchos, esta primera regla les parezca “poco seria”, e incluso una “tontería” que no sirve de nada, pero la verdad es que desarrollar una actitud positiva no es más que ser conscientes de esos “pequeños malos hábitos” que todos tenemos y que nos impiden tener una vida más próspera y feliz, pero que podemos cambiar, poco a poco, paso a paso. La vida es larga si la vivimos acorde a los principios universales de convivencia. Y es que nuestro mayor derecho como seres humanos y  nuestra única y verdadera obligación en la vida, no es otra cosa que ser feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s